28 julio 2020
España
marca.com
Esports
Compartir

¿Es legal apostar en los esports?

(España).- Con el gran peso que tiene el mundo de las apuestas dentro de los deportes convencionales, no sorprendió a nadie la llegada de estas a la industria de los esports. Sin embargo, al no ser los deportes electrónicos algo "nuevo", existen muchas dudas al respecto, así como gran cantidad de riesgos que tener en cuenta. Aclaremos desde el primer momento que, lo más sensato respecto al mundo de las apuestas es mantenerse lo más alejado posible. Pero veremos que no siempre es posible en según qué juegos.

¿Son legales las apuestas?

Esta es una pregunta complicada, pues la respuesta depende del país en el que se haga. Algunos países con una cultura ya formada alrededor de los esports (como Corea del Sur o China, por ejemplo), tratan a los deportes electrónicos como un deporte más. Sin embargo, otros países no se consiguen ponerse de acuerdo. Tal es el caso de los Estados Unidos, que permite a cada uno de sus estados decidir si este tipo de apuestas son o no legales.

En España carecemos de este tipo de regulaciones, pues pese a ser uno de los países con mayores ingresos de toda la industria a nivel mundial, sigue siendo a fin de cuentas una industria joven. Sin embargo, es posible hacer apuestas legales en los sitios de apuestas online o casas de apuestas que cuenten con las licencias necesarias para dar una oferta de esports.

De la vida real a los videojuegos

Pero el mundo de las apuestas no se resume simplemente en casas de apuestas o apuestas a través de webs online. Las apuestas en forma de loot boxes, sobres o cajas de contenidos aleatorios son un verdadero problema en la industria de los videojuegos. Tanto es así que, por ejemplo, este tipo de contenidos están completamente prohibidos en Bélgica desde 2018, llegando a cobrar multas de hasta 800.000 a los responsables de las ventas de los juegos.

El problema viene cuando juegos como Hearthstone o Fifa se vuelven prácticamente imposibles de jugar al más alto nivel sin adquirir este tipo de cajas. Esto nos da una pequeña idea del verdadero problema de este tipo de modelo de negocio. No pagamos por un producto en sí, pagamos por una posibilidad de tener el producto y muchas personas no saben poner freno cuando es necesario.

Proteger, sobre todo a los jóvenes

La venta de loot boxes o sobres de contenidos, aunque completamente legal por el momento, es mucho más peligrosa de lo que en un principio pueda parecer. En una entrevista para elDiario.es, un jóven de 19 años relata su experiencia con este tipo de contenidos en el FIFA 18:

"Cada día robaba a mis padres tres o cuatro euros para comprar Fifa Points y poder abrir sobres. Mis amigos lo hacían y yo también. Queríamos tener el mejor equipo. Una mañana decidí cogerles 50. Mis padres estaban en paro y se acusaron el uno al otro de derrochar dinero, a pesar de estar en una situación difícil. Tiempo después confesé que fui yo el que robó el dinero y les pedí ayuda. Ya no juego más al FIFA. Tengo miedo a recaer"

Como podéis ver, pese a ser completamente legal puede suponer un verdadero problema de adicción entre muchos jóvenes. Incluso en los menores de edad, pues se hizo bien sonado el caso de un muchacho irlandés de 14 años que gastó los ahorros de Navidad de su madre en monedas del FIFA. En el medio Irish Mirror, pudimos leer la historia relatada por la madre del joven:

"Al comprar el juego o jugarlo no te dicen eso. Esto tiene coste adicional. No tuvo que hacer nada ni hacer clic para activar mi tarjeta. Nunca supo que cuando estaba haciendo click, el dinero se estaba sacando de mi cuenta. Me puse en contacto con PlayStation y me dijeron que era un juego para adultos. Le expliqué que tenía 14 años y que no entendía por qué jugaba con dinero"

Las casas de apuestas, más cerca de lo que creemos

Además de los problemas con las apuestas que los modelos de negocios de muchos juegos presentan, las casas de apuestas poco a poco se van haciendo un espacio dentro del mundo de los esports. Un mundo que, recordemos, está lleno de gente muy joven que no es consciente de los peligros de la ludopatía.

El más reciente caso es el que pudimos ver con Mad Lions, pues el equipo madrileño pasó a ser patrocinado por una casa de apuestas china hace no más de unas pocas semanas.

Este es el primer caso de un club español que cuenta con el patrocinio de una casa de apuestas, aunque equipos como NiP o Fnatic ya contaban con este tipo de colaboradores.

Las apuestas en el mundo de los esports es algo que necesita ser regulado de una forma mucho más estricta y severa. Los videojuegos atraen a un público potencialmente joven y son ellos, aunque no los únicos, los más vulnerables. Por supuesto, cada adulto es libre de hacer lo que considere oportuno, sin embargo, la ludopatía es un problema real que debe ser tratado desde su raíz y no podemos permitir que algo tan bonito como los esports se conviertan en una de las mayores causas.